01 mayo 2013

EL SIFÓN DE ESPUMAS

El sifón de espumas es un utensilio que nos ayudará a conseguir platos muy sencillos pero con una elegancia particular. Podemos elaborar espumas, mousses, cremas, frías o calientes, montar natas... de forma muy sencilla, rápida y sin necesidad de batir la mezcla durante largo tiempo.

El sifón es un aparato que funciona a presión gracias a las cápsulas de gas N2O. Hay sifones de 1/4 de litro, 1/2 litro y de 1 litro. Es muy muy importante no llenar el sifón más de lo que indica el fabricante. 

Es importante que el sifón sea de espumas, ya que existen otros sifones para elaborar sodas o bebidas carbonatadas y que no nos servirán para elaborar nuestras cremas.

Un dato importante a tener en cuenta a la hora de elaborar las mezclas para las espumas y cremas es que necesariamente estas elaboraciones han de tener algún tipo de grasa, gelatina, claras de huevo o yemas de huevo. Esto es debido a que sólo gracias a estos ingredientes la presión del sifón será capaz de espumar y dar cuerpo a la mezcla. La nata en este caso es un ingrediente que monta sin ingredientes añadidos gracias a su alto contenido en grasa. En Yogures Caseros para elaborar postres lácteos bajos en calorías utilizaremos gelatinas, aunque nunca dejaremos de incluir una cierta cantidad de nata allá donde lo veamos conveniente.

Para que la espuma o crema salga bien habrá que poner las cantidades justas de los ingredientes, además la mezcla ha de estar extremadamente fina, sin grumo alguno, ya que el orificio por donde sale la crema es muy fino y se puede obstruir fácilmente. Se recomienda tamizar la mezcla o colarla para evitar cualquier tipo de contratiempo.

Funcionamiento:

1. Elaboramos la mezcla.
2. Introducimos la mezcla en el sifón.
3. Cerramos con fuerza.
4. Enroscamos la cánula.
5. Introducimos una cápsula de gas.
6. Agitamos fuerte.

Recomendaciones importantes:

Seguir meticulosamente las instrucciones indicadas por el fabricante. Utilizar una mezcla bien fina y sin grumos. Reposar el tiempo que se indica en la receta. Mantenerlo siempre muy limpio. Enjuagarlo antes de usarlo para evitar posible olores de almacenamiento.