20 agosto 2010

LA LECHE EN POLVO


Mucha gente se pregunta si se pueden hacer las recetas del yogur sin la leche en polvo. Pues bien, se pueden hacer perfectamente sin la leche en polvo. La leche en polvo lo que hace es darle más consistencia al yogur, que sea más espeso, aunque no por eso estará más cuajado.

Conviene añadir leche en polvo cuando elaboramos yogures semidesnatados o desnatados para que adquieran mayor consistencia y sobre todo aquellos yogures elaborados con siropes, jarabes o fruta hervida, para contrarrestar el efecto acuoso debido al agua que contienen estos jugos. De todos modos, quién así lo prefiera puede hacerlos sin leche en polvo.

¿Qué leche en polvo utilizar?

No importa si la leche en polvo es entera, semidesnatada o desnatada, porque lo que nos importa no es la cantidad de materia grasa que tiene este ingrediente, sino la cantidad de proteína y sólido que añadimos. Así que podemos utilizar la leche en polvo que queramos.
¿Qué cantidad se debe de añadir?

La cantidad de leche en polvo que podemos o debemos añadir al preparado, depende mucho de muchas cosas. Primero del sistema que utilices para hacer yogur, con las incubadoras no se necesita usar leche en polvo porque el proceso es el natural y el adecuado y no se estropeará el yogur sin leche en polvo.

Con yogurtera eléctrica sí que es necesario usar leche en polvo, más que nada porque con el exceso de calor que genera la yogurtera acaban por crearse bolsas de suero desagradables y que se pueden evitar si el preparado lleva leche en polvo.

Otro factor del que depende el añadir o no leche en polvo y en qué cantidad, es el de la leche. Con leche entera fresca pasteurizada casi ni es necesario echar leche en polvo, pero con yogurtera eléctrica, si pones 1 cucharada, mejor. Con leche entera UHT yo pondría 1 cucharada, con leche semidesnatada UHT pondría entre 1 y 3 cucharadas. Con leche desnatado entramos en zona de delicada porque es muy difícil conseguir yogur desnatado con yogurtera eléctrica, pero se pueden obtener resultados óptimos con unas 6 cuchadas bien colmadas por litro de leche.

Y por último, depende del gusto de la persona que va a degustar el yogur, ya que cuánta más leche en polvo añadamos al preparado, más firme y duro resultará el yogur.