03 agosto 2010

ENVÍO DE KÉFIR POR CORREO


Para enviar gránulos de kéfir por correo de forma cómoda y segura, podemos hacer una rápida deshidratación. Para deshidratarlo sacaremos la cantidad de gránulos que queremos enviar el día anterior de enviarlos. Los lavaremos y los pondremos en un pequeño recipiente sobre papel de cocina y tapados con el propio papel para evitar que les caiga encima nada que los pueda contaminar. Los dejamos secando ahí durante unas 12 ó 24 horas.

Preparando el envío:

Una vez los gránulos están secos y ya los vamos a enviar, los metemos en una bolsa de congelación. Cerramos la bolsa y la metemos en un sobre acolchado cerrado. De esta forma ya están listos para enviar.

Qué cantidad enviar?

Una buena cantidad para enviar serían 10 gramos de gránulos frescos. Los pesaremos una vez sacados de la leche y lavados, sin secar. Con 10 gramos de gránulos de kéfir podemos fermentar sin dificultad unos 250ml de leche en épocas de verano. En épocas de invierno reduciremos un poco esta cantidad.

Recepción del kéfir:

La persona que reciba el kéfir de esta manera no tendrá más que sacar los gránulos de la bolsita y meterlos en leche. Las tres primeras fermentaciones es aconsejable desecharlas y empezar a tomar la leche kefirada resultante de la cuarta fermentación. Esto ya dependerá de la frescura que vayan adquiriendo los gránulos según vayan pasando los días.

Ventajas:

Esta forma de envío tiene varias ventajas frente al envío de kéfir fresco en leche, entre otras que la bolsa no lleva leche líquida y por tanto no se corre el riesgo de derramarse ni estropearse. Los gránulos semi deshidratados se conservan en perfecto estado durante muchos días, por lo que no tendremos ningún problema a la hora de enviarlo a largas distancias. La persona que lo recibe puede rehidratar los gránulos en el momento que lo prefiera.

Otra de las ventajas es el precio del envío, ya que Correos cobra el precio del sello según el peso de la carta. El envío de un kéfir deshidratado y sin leche abarata en un 50% el precio del sello.