06 junio 2010

DESHIDRATAR Y REHIDRATAR KÉFIR


(Fotografía: gránulos de kéfir deshidratados)

A veces nos encontramos en situaciones determinadas que nos obligan a utilizar métodos de conservación de nuestros gránulos de kéfir. Bien porque nos vamos de viaje, porque tenemos exceso de gránulos para nuestro consumo, o bien porque necesitamos enviarlos por correo a otra persona.

Uno de los métodos de conservación de los gránulos de kéfir por un largo periodo de tiempo, es la deshidratación.

DESHIDRATACIÓN

Deshidratar los gránulos de kéfir es muy sencillo, simplemente hay que poner los gránulos previamente lavados en agua, sobre un paño limpio o papel de cocina. Los dejaremos así, los cambiaremos de posición cada ciertas horas para que se vayan secando por todos los lados. El proceso durará 1 ó 2 días.

Cuando los gránulos están deshidratados presentan un aspecto duro, encogido y amarillento. Si los gránulos se han puesto marrones o verdosos la deshidratación no ha sido la correcta. Una vez deshidratados los podemos conservar envueltos en papel de cocina y metidos dentro de un tarro tapado durante un máximo de un año o año y medio.

La deshidratación es una buena forma de poder enviar gránulos de kéfir por correo a largas distancias, ya que es seguro y limpio.

HIDRATACIÓN

Para volver a hidratarlos no hay más que sumergirlos en leche, a ser posible leche fresca pasteurizada entera, a temperatura ambiente (no más de 26ºC). Cambiaremos la leche a diario. El proceso de hidratación durará unos 3 ó 4 días. Las leches resultantes de la hidratación de esos 3 ó 4 días se verán como espumosas y se desecharán.

También hay que tener en cuenta que cuánto mayor es el tiempo que han permanecido deshidratados, mayor será el tiempo que necesiten para recuperarse. Si los nódulos han estado deshidratados menos de 3 meses se hidratarán en 3 ó 4 días, pero si han permanecido más tiempo deshidratados es posible que tarden incluso 10 días. Para saber si están ya bien hidratados y la leche resultante se puede tomar ya, nos guiaremos por su aroma y sabor.