11 abril 2010

TERMÓMETRO

.
.
El termómetro de uso alimentario es imprescindible a la hora de elaborar yogur, queso y cuajadas caseras. Cuando utilizamos una yogurtera eléctrica no es necesario utilizar el termómetro alimentario porque el preparado se pone a temperatura ambiente y la yogurtera eléctrica se encarga de mantenerlo a la temperatura de fermentación idónea. Sin embargo para el resto de elaboraciones sí necesitaremos un termómetro.

Los termómetros de uso alimentario están fabricados en materiales no tóxicos y aptos para utilizar con alimentos, además presentan un rango de temperaturas adecuado para su uso en la cocina, de -10ºC a 100ºC.

Podemos utilizar un termómetro de de alcohol, que son termómetros de cristal con una vía en su interior que contiene un alcohol cuyo volumen varía en función de la temperatura. Son termómetros muy fiables y muy cómodos, aunque eso sí, al ser de cristal requieren de atención contra golpes o presiones para no romperse. Se venden con una funda protectora de plástico rígido para evitar cualquier daño mientras no se usan.
.
.
También podemos utilizar termómetros de bimetal alimentarios, que consisten en una combinación de dos metales de diferente coeficiente de dilatación que varía en función de la temperatura y que reflejan el resultado en una esfera que tiene serigrafiada la temperatura. Utilizan como punto de medición una varilla metálica y su rango de temperatura también está al rededor de -10ºC a 100ºC. Son termómetros fiables aunque su comodidad depende de su tamaño, ya que hay algunos con esferas muy grandes y aparatosas y otros con esferas muy pequeñas y muy manejables. 

Para la elaboración de yogur, queso, kéfir, cuajada, y todos nuestras elaboraciones lácteas, necesitaremos un termómetro alimentario que nos cubra al menos un rango de temperatura de 0ºC a 90ºC. Lo limpiaremos con un paño húmedo o lo lavaremos con agua y jabón, siempre después de su uso.

Dónde comprarlos? los termómetros alimentarios de bimetal son fáciles de encontrar en la sección de utensilios de cocina en supermercados o grandes superficies, los termómetros de cristal los encontraremos en tiendas especializadas en alimentación y utensilios de cocina.